La Fiscalía Segunda especializada contra las organizaciones criminales, autorizó el allanamiento a una casa ubicada en la urbanización Calucaima, en el sector de El Salado, donde se estaba almacenando material de guerra que sería llevado al departamento de Nariño para ser entregado a las ‘Guerrillas Unidas del Pacifico’.

Uniformados de la Dijín desarrollaron la diligencia judicial encontrando en el patio de la residencia una pistola, un proveedor para 15 cartuchos. Además, varias canecas y costales en los que ocultaban 14.193 cartuchos de diferentes calibres.

En el lugar estaba Epifanio Avilés Yara y una mujer, pero el hombre aseguró que él era el culpable y fue detenido por los delitos de fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las fuerzas armadas o explosivos en concurso con, fabricación, tráfico, porte de armas de fuego, accesorios, parte o municiones.

Con base en la información entregada por el ente acusador en la audiencia de legalización, el sujeto haría parte de la organización criminal y su trabajo era suministrar el material bélico.

Las ‘Guerrillas Unidas del Pacifico’, son una disidencia de la guerrilla de las Farc y su líder es quien en su momento era el jefe del Frente 29 y no se desmovilizó en medio del proceso de paz.

Igualmente, se conoció que dicho grupo sería financiado por un narcotraficante vallecaucano y los enlaces de dicha estructura irían hasta el cartel de Sinaloa, que opera en México.

CARACOL RADIO.