El superintendente de salud Fabio Aristizabal ángel, reiteró en el marco de un encuentro con los usuarios en Ibagué, que la EPS Medimás debe seguir garantizando los servicios a los pacientes, su habilitación aún no ha sido revocada.

Sin embargo, Aristizabal “reiteró que los dos fallos del Tribunal de Cundinamarca contra la EPS Medimás están bien sustentados lo que lo obliga a revocar la habilitación, si el proceso queda en firme”.

El superintendente señaló que durante los ocho meses que lleva en su cargo encontró “Un país incendiado en el sector salud, además aseguró que irá por la cabeza de los gerentes de centros asistenciales corruptos que están matando a los usuarios con el robo de recursos”.

CARACOL RADIO.