El pequeño Levin Valbuena, de 9 años, está hospitalizado en el centro asistencia del municipio de Rovira donde su estado de salud es delicado.

El caso sucedió en una casa de la vereda Paujín de Los Andes, donde el niño manipuló gasolina para prender el fogón y se quemó sus piernas.

En dialogo con Paola Valbuena, hermana del pequeño y aseguró que buscan ayuda urgente para llevar a su pariente a un pabellón de quemados.

El niño está afiliado a la EPS Asmet Salud, pero dicha entidad no ha dado soluciones. Además, la remisión no es posible por dos razones: falta de convenio y la falta de disponibilidad de camas.

Los funcionarios del hospital San Vicente de Rovira han solicitado ayuda en Bogotá, Caldas y Popayán, pero aún no ha sido imposible tener una respuesta positiva.

CARACOL RADIO.