Recordó que desde abril se había acordado con la Agencia de Desarrollo Rural, ADR, una jornada de dos días en Coyaima, para hablar del tema con comunidades indígenas y campesinas.

“Pero fue aplazada nuevamente por el orden nacional, la Gobernación se va a pronunciar a través de la Secretaría ante el Ministerio de Agricultura por este impasse, nosotros nos comprometimos a coordinar la reunión, pero no se ha dado”, dijo.

Señaló que el 10 y 11 de junio se volverá a adelantar una nueva minga, por lo que espera que el encuentro sea antes de esa fecha, “porque lo que quieren las comunidades indígenas es saber cuál es la mecánica de trabajo, poder finalizar esa segunda fase que corresponde a los canales internos y si verdaderamente va a ser parte del Plan de Desarrollo Nacional o si tienen como alternativa la Alianza Público Privada”.

Esta última propuesta no sería viable en el Tolima, porque el 85% de los beneficiarios son comunidades indígenas que viven en una zona árida y en donde sus recursos económicos no son los mejores para entrar hacer parte de una APP.

Lo que se busca es “saber a ciencia cierta y en forma directa, cuál es la situación para el actual Gobierno el Triángulo del Tolima, su finalización, pues si nos descuidamos nos puede quedar un ‘elefante blanco’ con una inversión mayor a los $600 mil millones, en una obra sin concluir”, precisó.

EL NUEVO DÍA