En la mañana de ayer varios seres queridos de Wilfer Aleider Areiza Monsalve se acercaron a Medicina Legal, iban por su cuerpo. Los restos mortales fueron llevados al Instituto Forense ante la muerte violenta que sufrió. La víctima fue asesinada con múltiples lesiones ocasionadas con arma blanca y encontrada el domingo en la mañana.

De la macabra escena se percató don Luis Eduardo Monsalve Upegui, tío de Areiza Monsalve, cuando fue a mirar a los trabajadores al cambuche.

Allí observó que su pariente estaba semidesnudo, en el piso y en medio de un lago de sangre; Wilfer no respondió a sus constantes llamados, pues estaba sin signos vitales, se había desangrado debido a que su cuerpo tenía varias heridas que los victimarios le causaron al parecer, mientras dormía.

El día de los hechos Areiza Monsalve pernoctaba como de costumbre con los demás jornaleros entre ellos tres venezolanos, quienes días atrás fueron contratados para las labores de campo, en especial la de recolectar café en la finca El Topacio, ubicada en la vereda China Media, jurisdicción del corregimiento San Juan de la China.

Presuntamente, el sábado sobre las 8 de noche don Luis Eduardo tuvo contacto por última vez con su sobrino, cuando lo vio que dormía en la habitación junto a los demás empleados.

Sin embargo, al día siguiente al escuchar los gallos cantar anunciando un nuevo amanecer, este se dispuso a llamar a los recolectores del grano, pero lo encontró solo y sin vida; mientras que los ‘chamos’ se habrían esfumado sin dejar huella.

Los familiares de Wilfer Aleider Areiza Monsalve creen que los venezolanos causaron el dolor y la tragedia que están viviendo, pues desaparecieron sin dejar rastro, aunque abandonaron en la finca parte de sus pertenencias. No saben por qué acabaron con la vida de Areiza Monsalve si solo le brindaron la oportunidad de trabajar ante la crisis que vive Venezuela.

Varias unidades de la Policía Sijín se desplazaron hasta la zona que es despoblada y está localizada en la montaña con el fin de recolectar el material probatorio para capturar a los homicidas.

No obstante, agentes del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía se encargaron de los actos urgentes y trasladaron el cadáver a Medicina Legal, donde los forenses establecerán cuántas heridas le propinaron al recolector de café que derivaron en su fallecimiento.

Hora

4 p.m. fue la hora que la Policía reportó el caso que atendió el cuadrante 18 del CAI Salado.

Cifra

38 años de edad, tenía Wilfer Aleider Areiza Monsalve.

EL NUEVO DÍA