La joven, quien tiene problemas de movilidad debido a un derrame cerebral que sufrió cuando era bebé, fue apoyada por los comerciantes de la ‘Capital de la Montaña’, que se mostraron sorprendidos.

Según se conoció, a pesar de su precaria condición económica y su discapacidad, ella sale temprano de su vivienda en el barrio Caicedo, comuna Ocho de esa ciudad, a vender periódico en el Centro de su ciudad. Bolívar Quinchía, quien además tiene una hija de dos años, es investigada por recibir dos giros que son producto de la extorsión carcelaria en la modalidad ‘tío, tía’.

La denuncia de la extorsión la hizo un comerciante de Chaparral. La mujer al parecer cobró dos giros por un monto de un millón 100 mil pesos, sin embargo, por reclamarlos le dieron entre $10 mil y $20 mil. El fiscal 19 seccional del Gaula, ante el juzgado Segundo de Control de Garantías, legalizó la captura.

Pero no le imputó cargos porque David Melo, de la Defensoría pública, dijo que esta es una nueva modalidad de extorsión, donde se aprovechan de personas en estado de marginalidad y pobreza extrema. Por tal razón, la mujer recobró su libertad de manera inmediata.

Dato

La mujer, quien nació con sus piernas pegadas, fue abandonada por sus padres. Luego la apadrinó un alemán que financió una cirugía para que pudiera caminar.

Destacado

La mujer fue traída desde Medellín a audiencia en Ibagué y varias personas reunieron dinero para que se devolviera a su ciudad natal.

EL NUEVO DÍA.