Nario Quintana participó en el Criterium de Dauphiné, histórica competición francesa de alta montaña. El objetivo principal del colombiano era probar cuál era en realidad su estado de forma de cara a su mayor objetivo, el Tour de Francia.

Y es que en esta edición de la ‘Grand Boucle’, donde el múltiple campeón de la competencia Chris Froome no estará presente por lesión, el nombre del colombiano apunta como uno de los aspirantes a poder pelear por el título de la carrera.

Sin embargo, las últimas etapas del Dauphiné generaron un manto de preocupación entorno al nivel de Quintana, pues pareciera que no se encuentra a punto como se creía.

Más allá que el oriundo de Cómbita no tenía previsto luchar por la competencia, sí se esperaba que en las últimas etapas de alta montaña Nairo pudiese demostrar sus condiciones, por ejemplo en Los Alpes franceses, donde estará en competencia en menos de un mes. Pero no fue así.

El ‘cafetero’ inició muy bien el Criterium de Dauphiné con una gran contrarreloj, ello ilusionó, pues quedó a 10 segundos del líder Simon Yates, ciclista que estará en el próximo Tour. El ‘pecado’ de Nario fue que en su especialidad, la alta montaña, terminó fundido.

En la penúltima fracción del pasado sábado el colombiano atacó, pero no tuvo el poder para sacar una diferencia considerable respecto a sus rivales y esto le terminó pesando: cedió 46 segundos y salió del top 10 en ese instante; sus rivales se vieron más sólidos.

Este hecho terminó por ser definitivo para que Quintana quedara en la novena casilla de la general a un minuto y 24 segundos del campeón Jakob Fuglsang, que también estará presente en el Tour de Francia.

Con tan solo 19 días para iniciar la ronda ‘gala’, Nairo deberá mejorar su estado de forma si quiere aprovechar la no presencia de Chris Froome para poder pelear por obtener el título del Tour, la única grande que le hace falta por ganar, pues ya tiene en su palmarés el Giro de Italia y la Vuelta a España.

RCN RADIO