Con la cara tapada delincuentes ingresaron por el techo de la parroquia Nuestra Señora de Chiquinquirá, en el barrio Piedrapintada, de la capital del Tolima, donde se llevaron algunos elementos y dinero.

Los sujetos violentaron las chapas de la casa cural y también amarraron a una mujer, quien labora como sacristán en el lugar.

Al lugar llegó un grupo de funcionarios del CTI, quienes se encargaron de hacer la inspección.

Las cámaras de seguridad son analizadas, para poder identificar a los malhechores

CARACOL RADIO