En los últimos años la situación de abandono del hotel Lemayá, ubicado en el municipio del Guamo, se ha vuelto más crítica, al no tener una inversión importante en mucho tiempo, su estructura se deteriora cada vez más.

Los visitantes del Guamo pueden apreciar esta situación a simple vista, y tanto población local como exalcaldes reconocen que el hotel está abandonado, y que está muy lejos de volver a ser lo que un día fue.

El último alcalde que intervino el lugar fue Gustavo Vásquez, quien expresó: “Como alcalde que fui, lo arreglé y lo puse a funcionar (…) Ahora a uno le da tristeza que hoy en día pasaron otros dos alcaldes y lo que hicieron fue dejarlo decaer, el kiosco se cayó todo, está abandonado, hoy en día es ya si no el nombre, del resto no hay nada”.

Al respecto, el alcalde del Guamo, Jorge Enrique Mellado, dijo que el hotel sí se estaba utilizando, específicamente para las diferentes actividades culturales que realiza la población. Aunque, en el aspecto de inversión, reconoció que no se ha podido avanzar por la falta de recursos del municipio.

¿Qué hizo la actual administración?

En este sentido, y sobre lo hecho en su administración para la recuperación del hotel, Mellado explicó: “Hemos tratado que el hotel sea viable para que el mismo se costee, se había pensado en hacer un convenio con el Sena para hacer el hotel, eso se adelantó, se hicieron las visitas, los contactos en Bogotá, pero cuando cambiaron los directivos del Sena, ahí quedó parado ese tema”.

Además, el mandatario también aclaró que es imposible que la administración pueda operar el lugar, porque financieramente no sería viable para el municipio.

Igualmente, Mellado comentó que lo que han hecho en el hotel se ha realizado con recursos de la propia administración, y que en este sentido no han recibido apoyo de ninguna entidad gubernamental. En esta medida, después de frenarse el convenio con el Sena, proyecto en el cual estaba pendiente también la inyección de recursos, la reestructuración del hotel quedó en el limbo.

“No hemos tenido apoyo, inicialmente cuantificamos una suma aproximada de $1.200 millones que había que invertirle al hotel para recuperarlo, la idea era poner en funcionamiento el restaurante en una primera fase, y la parte hotelera era la segunda, (…) Se van a dejar las pautas de lo que se ha venido haciendo, y se mantiene el recinto para el desarrollo de las actividades culturales”, acotó el mandatario.

Un arrendatario

Desde el 2008 al 2012 el municipio arrendó el hotel a un particular, y el alcalde entrante en ese tiempo, Rodrigo Ospitia, denunció que había sido entregado desvalijado.

“Este hotel estuvo alquilado durante cinco años y la persona que estaba a cargo lo dejó en muy malas condiciones; nosotros estábamos en el proceso jurídico de quitárselo y por eso desde hace dos meses ya volvió al municipio”, afirmó Ospitia en el año 2013.

Pero la situación desde ese tiempo para acá no ha cambiado y la problemática se repite, los alcaldes no encuentran recursos para sostener el hotel, que se sigue deteriorando sin que nadie lo intervenga.

Historia

Según lo narrado por Ángel Antonio Ramírez, periodista local, en los años 90, ya el hotel Lemayá no era el mismo que el de décadas anteriores, cabe recordar que el lugar fue fundado y construido en el año 1957 por el presidente de entonces Gustavo Rojas Pinilla.

Hacia los años 70 fue reconocido como un referente de la región, allí se congregaban personalidades del país que pasaban por el departamento, inclusive llegándose a conocer el Hotel por encima del propio municipio.

EL NUEVO DÍA