Se trata de la juez del municipio de Ataco, señalada por las autoridades de ser la presunta determinadora y la persona que contrató unos sicarios para que acabaran con la vida de Gisella Torres Sáenz hecho ocurrido en marzo del 2018, en el barrio Parrales de Ibagué.

Sin embargo, la víctima sobrevivió al ataque de bala y relató a las autoridades que los móviles eran de tipo pasional. En la investigación se pudo establecer que, la juez pretendía acabar con la vida de la nueva compañera sentimental de su ex esposo.

La servidora judicial será presentada ante un juez de control de garantías de Ibagué en las próximas horas, junto con otras personas con las que fue detenida, donde se legalizará su captura, la Fiscalía le imputara cargos y se definirá su medida de aseguramiento.

CARACOL RADIO