Desde hace doce años cuando se construyó un aljibe para abastecer con agua al corregimiento de La Chamba, sus habitantes han padecido el suministro irregular del líquido. Actualmente el agua solo llega por intervalos de tiempo muy cortos a cada vivienda, teniendo que soportar la comunidad temperaturas de calor muy altas sin tener como hidratarse.

Acerca de la situación, el habitante de La Chamba, Leonardo Prada, explicó: “Desde hace doce años se vienen presentando problemas, porque el aljibe que construyó en 2009 la Gobernación del Tolima por medio de la Edat por un valor de $1.200 millones, solo tiene 39 metros, ni siquiera es un pozo profundo, no es suficiente para abastecer a las 1.600 personas que hay actualmente en la vereda”.

En esta medida, según otros pobladores, el agua la traen desde el otro lado del río Magdalena, pagando flete canoero o comprando garrafas del líquido en bolsa, hasta por $120.000 mensuales.

Agua no apta

Además, Prada denunció que la poco agua que llega no es apta para el consumo humano, debido a que el aljibe se construyó al lado de una arrocera, y a menos de 20 metros de un pozo séptico.

Los mismos pobladores ante la preocupación sobre la calidad del agua, contrataron un estudio este año con la empresa Laboratorio Diagnosticamos SAS con sede en Neiva-Huila, para establecer si el agua era apta para el consumo humano.

El reporte final del laboratorio, de acuerdo con los parámetros del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, sobre los límites establecidos sobre agua potable, arrojó, “Índice de riesgo Irca 32%, clasificación en riesgo medio, agua no apta para consumo humano”.

Respuesta del Alcalde

Cuando esta redacción le consultó a el alcalde del Guamo, Jorge Enrique Mellado, sobre la calidad del agua, afirmó: “El agua es apta para el consumo, pero en cuanto que sea potable no es 100% como lo dice la normatividad, esa agua toda la vida la han consumido los pobladores de La Chamba”.

Sobre el abastecimiento del agua, el mandatario dijo que en la actualidad están habilitados dos aljibes, pero que debido a que estos funcionan con energía eléctrica, no se podían habilitar durante todo el día.

“El año pasado se hizo una inversión de casi $65 millones, para adecuar el pozo que se construyó en el 2008, y se reactivó el pozo antiguo, con los cuales se está brindando el servicio, lo que pasa es que los postes de energía por ser tan altos no pueden brindar potencia las 24 horas del día”, explicó el burgomaestre.

Clamor

La comunidad dice que el pozo antiguo que habilitó la Alcaldía del Guamo, y que llevaba más de 15 años sin funcionar, suministra agua en peores condiciones que el último aljibe construido. En este sentido, la población va realizar una protesta pacifica el 11 de julio.

“La misma comunidad es la que va a salir a protestar, afectada por lo que está pasando, desesperada, piensa hacer un llamado al Gobierno nacional, que volteé y mire hacía acá, para que haya una respuesta y una solución de fondo, no pañitos de agua tibia”, concluyó Prada.

EL NUEVO DÍA