A la cita fijada para las 9:00 de la mañana, nadie más llegó.

Hasta las antiguas bodegas del ferrocarril en el barrio Altico de Neiva, sitio que se había previsto desde hacía varios días para la concentración de aproximadamente 2.200 taxistas que circulan en la capital del Huila, solo llegó un taxista con la bandera de Colombia.

Arcesio García Medina, líder del gremio en Neiva, manifestó a RCN Radio los posibles motivos de la inasistencia por parte de sus colegas y expresó que “no estaba de acuerdo con la falta de apoyo para este tipo de actividades, en donde se busca alzar una voz de protesta sobre las afectaciones que les genera el transporte ilegal“.

“Miremos la problemática tan grande que tenemos aquí en la ciudad de Neiva con los llamados mototaxistas y servicio de la plataforma Uber que ya nos empezó a invadir, pero por lo visto nadie quiere apoyar. Tenemos dos asociaciones en donde hay personas que meten la mano para que no se hagan estas protestas”.

García Medina señaló que dentro de todo el gremio existe una problemática de egos, en donde solamente quienes lideran las asociaciones quieren convocar y encabezar las movilizaciones.

“Aunque la manifestación es un derecho que tenemos como ciudadanos, se dejaron convencer del Alcalde de Neiva para no unirse al paro y lamentablemente esas asociaciones no apoyan la causa”, dijo molesto el taxista.

Asimismo, se conoció que a través de WhatsApp fueron enviados algunos mensajes de quienes aseguraban que en Neiva no se unirían a este paro que este miércoles se cumple a nivel nacional, y que “por favor se abstuvieran” de asistir al sitio indicado para el encuentro.

Finalmente, el taxista mencionó que no se descarta otro tipo de protesta contra el transporte ilegal, como el encadenarse, para llamar la atención de las autoridades y de la comunidad en general.

RCN RADIO