Desde las 5:00 de la mañana un grupo de padres de familia se reunió frente a la escuela Juan de Borja de Coyaima para protestar por la falta de un docente para preescolar.

Al parecer la situación se registra desde el pasado 9 de junio cuando la educadora que estaba al frente de dicho grupo fue trasladada a otra institución educativa y desde entonces aún nadie ha sido designado para suplir su ausencia.

Según los padres de familia, ese traslado se conocía desde enero, fecha en la que los perjudicados solicitaron la asignación de un nuevo docente, pero no recibieron respuesta. Por lo anterior, hay cerca de 28 estudiantes perjudicados.

De igual forma, los acudientes reclaman el nombramiento de un celador, pues la situación de seguridad es complicada.

En desarrollo

EL NUEVO DÍA