La firma de confección tolimense CP Company anunció que cerrará sus talleres de producción en Ibagué a raíz de la inviabilidad de esta actividad económica.

El gerente de esta marca Jader Zuleta informó que la competencia desleal por parte de los importadores que traen mercancía de China a precios irrisorios y sumado el contrabando van en contravía a los intereses de la industria nacional. De esta manera, en este caso particular cerca de 600 personas se quedarán sin laborar entre empleos directos e indirectos.

Zuleta insistió que este proceso de desvinculación de personal ha sido paulatino.Además, señaló que la responsabilidad es del gobierno nacional al no respaldar una iniciativa aprobada por el Congreso de la República, la cual imponía un incremento del arancel a las prendas importadas, especialmente de países asiáticos.

“Vemos con preocupación que gremios como la ANDI y ANALDEX estén defendiendo la industria asiática y no la industria nacional. Ellos se encargaron de demandar los artículos del Plan Nacional de Desarrollo que protegían las empresas de confección colombiana”, sostuvo Jader Zuleta.

CARACOL RADIO