“Fui a averiguar a la Secretaría de Educación del Municipio qué pasaba con el transporte y dijeron que para el primero de agosto y por solo dos meses”, contó una madre.

La preocupación no es solo por el tema académico, sino por los riesgos que pueden surgir en la carretera mientras esperan. Varios de los menores afectados viven en las veredas Los Mangos, Guasimos, Bermejo, La Guacamaya, entre otras.

Al consultarle el tema al mandatario Gelman Betancourt, explicó que el Municipio no cuenta con los recursos suficientes para prestar el servicio, no obstante, hizo recortes en algunas inversiones para implementar rutas a partir del primero de agosto.

“Le he dicho a los padres, todos tenemos que comprometernos con educación, porque es un deber de todos. Nos llega para educación $180 millones y el transporte vale más de $550 millones al año”.

Agregó que aunque se tiene un estimado para dos meses, seguirá buscando recursos para completar el año escolar.

EL NUEVO DÍA