Unas cinco mil hectáreas de vegetación han sido arrasadas por las llamas durante las últimas semanas en el departamento del Tolima.

La directora de gestión del riesgo, Andrea Mayorquín, informó que, pese a las múltiples campañas educativas donde se invita a la no realización de las denominadas quemas controladas o fogatas para alejar los zancudos, la comunidad sigue realizando esta modalidad lo que, en muchos casos, terminan en incendios forestales.

Poblaciones como Prado, Carmen de Apicalá y Natagaima han sido las zonas más afectadas por cuenta de los incendios forestales.

En Prado en el sector de Tomogó se vivió uno de los incendios de mayor complejidad donde se solicitó el apoyo del Ejército y gracias a un grupo especial que tiene la institución procedente de la base militar de Tolemaida se logró controlar las llamas.

El departamento del Tolima continúa en alerta naranja.

CARACOL RADIO