El Juzgado Octavo Penal Municipal, con funciones de control de garantías de Ibagué, le dio la razón a la Fiscalía y extendió por un año más, la medida de aseguramiento en centro de reclusión en contra de Yesid Fernando Torres Ramos, por hechos ocurridos entre mayo y septiembre del año 2014, cuando fungía como alcalde de Alvarado, al ser ejecutados varios contratos, -que según los peritos del CTI adscritos a la Unidad de Administración Pública-, se dieron de manera irregular.

Según el ente acusador, el exmandatario incurrió en los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, peculado por apropiación y falsedad ideológica en documento público, -en concurso homogéneo sucesivo y heterogéneo con las mismas conductas-, situación que se daría por lo menos 16 veces.

Se trata de los contratos de prestación de servicios 090, 109, 132 y 160, en los cuales extendió al parecer, documentos públicos dirigidos a una persona que al ser consultada aseguró jamás haber suscrito dichos contratos y menos haberlos ejecutado.

Es de anotar que el exfuncionario está siendo investigado por delitos similares en la celebración de otros contratos.

Torres Ramos se encuentra privado de la libertad, desde su captura por investigadores del Cuerpo Técnico de Investigación, en agosto del año 2018.

EL NUEVO DÍA