La mujer estaba en el cubículo cuatro, cuando el nerviosismo llamó la atención de los dragoneantes del Inpec que le preguntaron si llevaba alguna sustancia estupefaciente y ella contestó que sí.

En audiencia ante el Juzgado Octavo de Control de Garantías, se conoció que en un cuarto la mujer sacó de su vagina un elemento cilíndrico envuelto en un condón y cinta, el cual contenía 58.7 gramos de cocaína y sus derivados.

Señaló el fiscal 24 seccional del Grupo de Flagrancias, que la fémina de 46 años iba a visitar en el bloque Cinco a Luis Felipe Astudillo, cuando fue detenida hacia la 1 de la tarde del domingo.

Reveló el delegado del ente acusador, que Villegas Ruiz registra una captura, cuando en mayo fue detenida en un allanamiento efectuado en una vivienda de Circasia, Quindío, municipio del Eje Cafetero donde reside.

Por esta captura la mujer enfrenta un proceso judicial por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes. Asimismo, por fabricación, tráfico o porte de armas de fuego o municiones, porque estaría vinculada a una organización dedicada a expender estupefacientes.

No obstante, su defensor señaló que dicho registro no fue llevado a cabo en la vivienda de la detenida, que tiene tres hijos.

Durante la diligencia judicial, la capturada, quien incluso lloró cuando el Fiscal le achacó los delitos por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado, no aceptó cargos.

El Juez de Garantías, por solicitud del ente acusador y bajo la gravedad del delito por el que fue detenida, además de que la mujer registraba una investigación por tráfico de estupefacientes y porte ilegal de armas, señaló que no le iba a otorgar ningún beneficio.

Así que decidió enviarla a la cárcel de Picaleña como medida preventiva.

EL NUEVO DÍA