La conflagración, según el último reporte arrasó con al lo menos 2000 hectáreas de bosque, pastizales e incluso dos predios propiedad de la entidad ambiental del departamento del Tolima.

Debido a las difíciles condiciones que generaba está conflagración, las unidades tuvieron que trabajar incluso en horas de la noche para sofocar más rápidamente las llamas.

 

Nuevamente la Fauna es afectada

Durante el incendio hubo varios registros de fauna silvestre afectada, que en la mayoría de los casos no logró huir del fuego. Está tragedia fue más desproporcionada ya que se perdieron fragmentos de bosque nativo y de las reservas Vallecita y La Guayaba, que servían como hogar de distintas especies.

Cabe destacar que la articulación entre las entidades que atendieron esta emergencia ambiental, evitó que los daños a los recursos naturales fueran mayores.

El Puesto de Mando Unificado (PMU) instalado para la atención de esta emergencia, se mantendrá en el transcurso del día mientras unidades de Bomberos Alvarado, realizan labores de “guardias de cenizas”, es decir cuidan que el fuego no se vuelva a propagar a través de las cenizas calientes que quedan

EL NUEVO DÍA