Según la Fiscalía, el hombre de 53 años, para los días 20, 21, 22 y 23 de abril de 2009, abusó de su hija de entonces 15 años, quien llegó hasta Ibagué a pasar unos días con él. El sujeto, le había dicho a la progenitora de la afectada, con quien tiene dos hijos más, que dejara a su hija pasar unos días con él, pues ella vive en otra ciudad.

El hombre llevó a la menor de edad hasta el hotel San Remo del centro de Ibagué, donde se hospedaron y cuando la jovencita se percató de que sólo había una cama, su papá le explicó que no podía alquilar otra porque le costaba más dinero. Señaló la menor que ese día durmieron en la misma cama y en la noche sintió que su progenitor le tocaba sus partes íntimas.

El abuso al parecer siguió, y pese a que la adolescente le dijo que pidiera una colchoneta para dormir separados, el hombre no accedió y ella decidió tirarse al suelo con unas cobijas. Sin embargo, su progenitor se pasó desnudo y le introdujo sus dedos por la vagina y ano y le hizo tocar su miembro viril.

Ante el reclamo, el detenido le contestó que abriera una cuenta y él le compraba un apartamento y que si contaba algo, él se cambiaba la cédula y se iba para Brasil. La madre de la adolescente notó el comportamiento extraño hasta que su hija le contó lo sucedido, por lo que denunciaron ante la Fiscalía.

EL NUEVO DÍA