El gerente de la Edat, Jhon Jairo Sánchez, explicó que el ajuste, además de salvar la obra, significa una adición de $700 millones al presupuesto inicial de mil 200 millones de pesos, “esto con el fin de culminar la planta de tratamiento que es el componente principal para la ejecución del proyecto”, que se espera iniciar en próximas semanas.

Los recursos que se deberán sumar pertenecen al Sistema General de Participaciones, SGP, de Agua Potable y Saneamiento Básico.

El paso siguiente, según el funcionario, es adelantar el trámite de la adición, igualmente, modificar la ejecución y alcance del contrato, “una vez tengamos esto, lo que hacemos es pedir los recursos adicionales que se tiene que hacer mediante acta de comité ejecutivo”.

Sánchez, agregó que la obra, que tiene un plazo de entrega de ocho meses, se hará con el mismo contratista que inició la construcción en 2015.

Al preguntarle al gerente si en el 2020 los saldañunos finalmente contarán con agua potable respondió que “la idea es esa, que la obra se construya en el tiempo pactado y el próximo año podamos estar inaugurando”.

Es de recordar que la inversión beneficiará a cerca de ocho mil 600 habitantes de esta población del sur del Tolima.

EL NUEVO DÍA