Hace dos años Katherine García de Los Ángeles, ex comisaria de familia del municipio de Armero Guayabal, fue detenida por los delitos de prevaricato por acción y omisión.

La mujer presuntamente no cumplió con los protocolos de entrega de la niña Sara Salazar, quien falleció luego de ser víctima de maltrato y abuso sexual en la casa de Edilberto Rojas y Ángela Johana Guerra a quienes García les entregó la custodia.

Rojas, fue condenado a 25 años de prisión por el delito de tortura; y Guerra a 37 años por tortura agravada y homicidio agravado, ambos actualmente están en una cárcel pagando la sentencia.

El próximo 10 de octubre ante el juzgado único penal del circuito del Líbano, García será presentada en audiencia de juicio oral. La investigación la adelanta un fiscal seccional de Lérida.

CARACOL RADIO