La denunciante señaló que este tipo de entregas serían constante en esta época y aunque abordó a una de las habitantes de la vivienda preguntándole por qué le entregaban la arena, no recibió respuesta.

Ante las inquietudes EL NUEVO DÍA, buscó al mandatario Oswaldo Alape para preguntarle sobre el hecho, quien indicó que el material se entregó tras la solicitud de una habitante de población vulnerable indígena, “la casa está en muy mal estado, el techo es de palma y la pared de barro y el municipio accede a entregarle un viaje de arena”.

Agregó que “estamos en proceso electoral, donde la gente está muy susceptible con el tema, en donde dicen que estamos entregando material a cambio de votos, eso no se puede hacer, es un delito”.

En el tema de resguardos indígenas, el mandatario explicó que por regalías cada uno tiene recursos asignados y que son las mismas comunidades las que escogen los proyectos y los beneficiarios

“El Gobernador indígena y el grupo de veedurías de ellos, son quienes nos certifican a quienes se les entrega los materiales para el mejoramiento de vivienda. No puedo paralizar las actividades por el tema electoral”.

De la misma forma, mencionó que hay un programa de suministro de pollos y gallinas ponedoras con los resguardos Totarco Dinde y Chenche – Amayarco “de igual manera, tomaron registro fotográfico, que la alcaldía estaba regalando pollos, repito son recursos de los resguardos”.

En riesgo electoral

Durante las últimas semanas la Misión de Observación Electoral, MOE, ha indicado que este municipio está en riesgo para estas elecciones regionales.

Con respecto a esto, Alape dijo que se han adelantado varios comités de seguimiento y hasta el momento no se han adelantado denuncias “por parte de ningún grupo político”.

Tampoco la MOE, la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría, del Consejo Nacional Electora o la Registraduría les ha hecho alguna notificación que les indique “que el municipio está en ese riesgo”.

En cuanto a temas de seguridad, se conoció una denuncia de un candidato por presuntas amenazas.

EL NUEVO DÍA