En el centro del Guamo se disfruto  la fiesta de halloween con la presencia de los padres de familia acompañando a sus hijos en el día de los dulces.

Como es tradición realizaron recorridos por los diferentes establecimientos comerciales entonando el  canto ” Quiero paz quiero amor, quiero dulces con amor.

Sin embargo, una de las cosas más importantes que deben tener en cuenta los padres en esta fecha es la seguridad de los niños, que año tras año se llega a ver amenazada por terceros o circunstancias que pueden generar un momento de angustia.

Los niños pueden, de la emoción, correr por las calles o lugares muy concurridos, exponiéndose a perderse o sufrir un accidente. Además, y aunque está regulado su uso, la pólvora también puede dañar la fiesta de las familias.