Dilan Cruz, joven de 18 años, quien fue impactado por un gas lacrimógeno lanzado por un integrante del Esmad durante las marchas en el centro de Bogotá el pasado sábado, falleció en la noche de este lunes en el hospital San Ignacio.

“Con pesar informarnos que, no obstante la atención brindada durante estos días, en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos, Dilan Cruz, en razón a su estado clínico, acaba de fallecer. Nuestros sentimientos solidarios de pésame a su familia y personas cercanas a él”, dice el comunicado del centro asistencial.

Tras el impacto, el personal de la Cruz Roja, la Defensa Civil y la brigada de estudiantes de medicina de la Universidad Nacional ayudaron a reanimar al joven, quien, según su amigo Julián Rodríguez, estaba perdiendo mucha sangre en ese instante.

Posteriormente, Cruz fue llevado al hospital San Ignacio, lugar en donde lo estabilizaron durante unas horas.

“El paciente permanece bajo pronóstico reservado, con apoyo cardiovascular, bajo el cuidado de los médicos de Cuidados Intensivos (…) Se encuentra en una situación crítica estable bajo sedación profunda, es decir, un coma inducido”, comentó, en su momento, Juan Manuel Martínez, coordinador de cirugía general del hospital San Ignacio.

Sin embargo, el joven no resistió y falleció tras varios intentos de los médicos por mantenerlo con vida.

Minutos antes de conocerse el fallecimiento del joven, el presidente Duque informó que se había comunicado con la hermana Dilan para expresarle su “afecto y solidaridad”.