Uno de los defectos visuales más comunes, además de la miopía y la hipermetropía, es el astigmatismo, problema que hace que se tenga visión borrosa tanto de elementos cercanos como lejanos, debido a un defecto en la forma del cristalino.  

Este problema visual puede presentarse tanto en niños como en adultos, y existe la posibilidad de que las personas no lo noten por no presentar cambios significativos en su visión.

El astigmatismo puede darse por causas hereditarias, como efecto secundario de algún procedimiento quirúrgico ocular o como consecuencia de un traumatismo, y puede presentarse con variados síntomas tales como visión borrosa a cualquier distancia, fatiga visual, dolor de cabeza, dolor en los músculos que rodean los ojos y necesidad de fruncir el ceño para ver mejor.

Una vez detectado este defecto de la visión, existen varias opciones para corregirlo, como el uso de gafas o lentes de contacto. También existe una alternativa quirúrgica, que da resultados definitivos.

La cirugía refractiva o Lasik es una opción cada vez más común para solucionar el astigmatismo de manera permanente. Esta consiste en la modificación de la córnea por medio de un rayo láser. 

A este tipo de operación se suman otras opciones de cirugía refractiva que se ajustan a las necesidades de cada paciente. Por ejemplo, la cirugía que se realiza mediante la colocación de lentes intraoculares.  

Si sufre de astigmatismo o de otro defecto de la visión que quiera corregir de una vez por todas, la cirugía refractiva es la mejor opción. En la Clínica Clofán encontrará la mejor tecnología y oftalmólogos especialistas para garantizarle una intervención exitosa. Puede solicitar su cita dejando sus datos en el siguiente formulario. 

RCN RADIO