El intendente Jean Leandro López Castaño y los patrulleros Ronald Andrés Villalba Diossa y Harold Augusto Pérez Tovar, fueron capturados por miembros del Gaula de la Policía de Ibagué, por una investigación que un fiscal delegado de la misma unidad tiene en su contra, por los delitos de utilización indebida de información oficial privilegiada, concusión, prevaricato por omisión y extorsión agravada tentada.

La Fiscalía logró establecer que estaban exigiendo dinero a varias personas que se encontraban dentro de un listado de 38 órdenes de captura que se les había entregado para que las hicieran efectivas, pero en cambio, empezaron supuestamente a presionarlos, exigiéndoles sumas hasta por $40.000.000 a cambio de no hacerlas efectivas, y no judicializarlos por otros delitos como homicidio y narcotráfico, además de quitarles todas sus posesiones bajo la figura de extinción de dominio.

A lo largo de la investigación se descubrió que Villalba Diossa era el encargado, -dentro de sus funciones en la entidad policial- de recolectar la información relacionada con la posible extinción de dominio a las personas investigadas, pero ésta información era usada para extorsionarlas y calcular el monto por el cual harían la exigencia económica.

A esta hora se define la medida de aseguramiento en su contra, que el delegado del ente judicial solicitó fuera en centro carcelario.

EL NUEVO DÍA