Un pequeño de tan sólo un año de edad, terminó de manera inexplicable, con una llave al interior de su cuerpo por cerca de cuatro días. El infante, natural del municipio de Magangue, en el departamento de Bolívar, fue remitido a la Casa de El Niño en Cartagena.

El pediatra gastroenterólogo, Rodrigo de Vivero, quien estuvo al frente de la atención del pequeño, manifestó que debido a la edad del paciente y el tamaño del objeto que ingirió, no fue posible que el menor expulsara de manera natural el elemento.

Si bien la llave no representaba un riesgo para su vida, el médico manifestó que era necesario extraer el cuerpo extraño, por lo que se contemplaron dos opciones: la primera, una endoscopia digestiva, y la segunda, una cirugía. Siendo la primera opción, la que se decidió aplicar por seguridad del menor.

“En el caso de este niño, no estaba en riesgo de muerte. Si no lo podíamos sacar, lo teníamos que operar. Pero aquí es importante precisar que la llave, por su tamaño y en proporción al tamaño del cuerpo del niño, podría producir lesiones en el esófago, el intestino se podía perforar o se podía obstruir, pero afortunadamente se pudo hacer el procedimiento, se pudo extraer el elemento”, manifestó.

RCN RADIO