Jhonatan murió por inmersión el pasado 1 de enero cuando departía en el balneario ubicado sobre la quebrada Tuluní, de Chaparral.

Desde el día en que ocurrió el trágico hecho, el Comité de Riesgo del municipio, organismos de socorro, unidades policiales y funcionarios de Cortolima, adelantan las labores de búsqueda, pero hasta el momento no han logrado rescatar el cadáver del joven de 21 años.

Las autoridades municipales decidieron cerrar el sitio turístico para facilitar las labores de búsqueda.

EL NUEVO DÍA