La empresa china de tecnología acuática Robosea ha mostrado un nuevo robot submarino que tiene el aspecto de un tiburón y puede ser usado con fines militares. La presentación tuvo lugar durante el evento Consumer Electronics Show 2020 (CES), que se celebró entre los días 7 y 10 de enero en Las Vegas (EE.UU.).

Este vehículo submarino autónomo, llamado Robo-Shark, puede ser configurado y sincronizado con cualquier cámara, sensor o dispositivo de comunicación. Además, se mueve casi en silencio, sabe evitar obstáculos y puede resistir olas pequeñas y medianas, lo que le permite llevar a cabo tareas de vigilancia secreta.

El tiburón —que pesa 75 kilogramos y tiene una longitud de 2,2 metros— se alimenta de una batería de litio de 24 Ah que le proporciona una autonomía de hasta dos horas. El ‘tiburón’ puede viajar hasta 2 kilómetros y sumergirse a una profundidad de casi 300 metros. Sin embargo, no nada muy rápido, ya que solo puede alcanzar una velocidad de unos 18 kilómetros por hora.

Presentan a MarsCat, la gata robótica que puede ser juguetona o ignorar a su dueño según cómo la trate
El pez robótico además puede transportar hasta 20 kilogramos de carga y se controla de forma remota desde una estación base terrestre, mediante lo que parece ser un controlador Xbox 360 modificado. Según la compañía, el Robo-Shark será muy útil para misiones que involucren el seguimiento de objetivos a alta velocidad y el cierre rápido de distancias.

Reacciones en la Red

A pesar de todas sus prestaciones, no obstante, el robot acuático de Robosea ha llamado más la atención de los internautas por su atractivo aspecto que por sus capacidades para fines militares.

“¿Para qué utilizamos viejos drones de monitoreo bajo el agua cuando podemos usar un Robo-Shark?”, preguntó un periodista, adjuntado un video que muestra al dispositivo en su ‘entorno natural’.

Встроенное видео

“¡Peligro! Los tiburones ahora tienen tecnología robótica y de inteligencia artificial”, bromeó un internauta.

Un tuitero compartió un video en el que un pequeño robot tiburón nada hacia otro más grande, con el comentario “baby shark… dadodado”, en alusión a la famosa canción infantil sobre un bebé tiburón que hizo furor en las redes. Otros usuarios expresaron su deseo de comprarse este dispositivo inusual, y es poco probable (y deseable) que lo quieran para fines militares.