El Consejo de Estado halló culpable al representante a la Cámara, Hernan Estupiñan, por usar indebidamente los recursos públicos que eran destinados para el pago de su Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) y decretó la pérdida de su investidura.

El alto tribunal concluyó que el congresista Estupiñan permitió el contrato y pago de salarios al asesor Jahir Alexander Mena Quiñones, sin que este ejerciera las funciones del cargo de asistente I de su UTL y tampoco cumpliera con los horarios exigidos.

El Consejo de Estado concluyó que Mena recibió salarios entre el 1 de marzo y el 21 de mayo de 2018, “lapsos durante los cuales este empleado solamente cumplió la función de enlace territorial con la comunidades de Tumaco”.

Ese tribunal señaló que el asesor no cumplió con todas las funciones que debía desempeñar por el cargo que fue contratado.

“El Representante a la Cámara Hernán Gustavo Estupiñán Calvache, propició voluntariamente la aplicación diferente de los dineros públicos y con ello distorsionó la finalidad prevista para los mismos, pues con su aquiescencia se hicieron pagos de salarios y emolumentos injustificados sin que mediara justa causa en su comportamiento, con lo cual privilegió el interés particular del señor Jahir Alexander Mena Quiñones en contravia del interés general, cual es, la defensa del patrimonio público”, señala uno de los apartes de la decisión del Consejo de Estado.

Ese tribunal señaló también que Estupiñan pasó por alto su compromiso con el país y su UTL, de vigilar los recursos públicos destinados al pago de sus trabajadores.

“Como quiera que sus certificaciones de cumplimiento de funciones son la base legal para que se pague la remuneración mensual a los empleados de su UTL, era su deber supervisar, controlar y vigilar que las personas que hacen parten de su equipo de colaboradores cumplan sus funciones conforme a la ley, así como abstenerse de destinar indebidamente los dineros públicos, remunerando trabajos no realizados”, señala otro de los apartes de la sentencia.

El Consejo de Estado comprobó que Estupiñan a pesar de conocer que Mena no presentaba los informes correspondiente a su trabajo, autorizó aún así el pago de sus salarios llevando a un detrimento y afectando las arcas del Estado.

“Respecto del cumplimiento de funciones que certificó el congresista sobre los periodos comprendidos entre el 1 de abril y el 20 de mayo de 2018, quedó acreditado que el representante a la Cámara incurrió en indebida destinación de dineros públicos a título dolo, porque para el momento en que expidió las certificaciones, esto es, el 17 de mayo 06 y el 14 de junio de 2018, respectivamente, tenía pleno conocimiento de que el señor Mena Quiñones no desempeñó la función de enlace territorial que le asignó como asistente I de la UTL”, concluye el fallo.

RCN RADIO