“Hacemos un llamado especial a la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo para que revise la posibilidad de prestarnos unos carrotanques para llevar el preciado líquido a las comunidades afectadas”.

Entre las veredas en riesgo están Los Palmares, Santa Martha y La Esmeralda, en total se estima que serían 15 las que empiezan a ver sus aljibes y acueductos veredales secos.

“Nuestro municipio lo baña por el oriente el río Magdalena y en la parte central, que es importante, cruza el Saldaña, que ya empezó a perder su caudal”.

El burgomaestre mencionó que ante la situación que pone en ‘jaque’ tanto comunidades indígenas como campesinas, se estableció un diálogo constante con los presidentes de juntas de Acción Comunal, al igual que, con gobernadores de resguardos y cabildos, para estar informados de los posibles incendios forestales o alguna eventualidad.

Asimismo, se recomendó evitar quemas controladas durante esta época.

De otro lado, en Saldaña las altas temperaturas ya han ocasionado varios incendios forestales en la zona rural, de la misma forma, se tiene una disminución en el afluente que lleva este mismo nombre.

El mandatario Luis Jorge Rodríguez, indicó que hasta el momento no existe algún tipo de declaratoria, sin embargo, organismos como la Policía y el cuerpo de bomberos voluntarios están listos para atender cualquier hecho.

Teniendo en cuenta que este municipio es uno de los principales productores de arroz, el llamado de la Administración local a los productores es evitar las quemas controladas y estar pendiente si en su zona se registra alguna conflagración que ponga en riesgo a la comunidad.

Otra de las prioridades del mandatario es revisar los acueductos veredales, los cuales estarían en un estado crítico y no brinda el adecuado servicio a los habitantes, especialmente, en esta época.

EL NUEVO DÍA