La emergencia minera se registró en el municipio de Riosucio (Caldas) sector Gavia de la vereda Quiebralomo en el occidente de Caldas, a eso de las 4 de la tarde de este miércoles 22 de enero, cuando trabajadores reportaron que la estructura colapsó y posteriormente se había inundado.

La Jefatura de Gestión de Riesgo de Caldas en cabeza de su director Félix Ricardo Giraldo,  reportó que son tres los trabajadores que quedaron atrapados, los cuales fueron identificados como Alejandro Campeón Calvo,  Fernando Romero y su hijo Julián Romero.

“Se nos presenta esta situación en el sector conocido como Gavia en la zona rural del municipio, donde estamos adelantando las labores de búsqueda y rescate de estas personas, con el acompañamiento de unidades del cuerpo de bomberos de Riosucio, la Defensa Civil, la Cruz Roja, la Policía, y por supuesto expertos de la Agencia Minera de Marmato, quienes tienen una amplia experiencia en el manejo de estas emergencias” expresó el jefe de gestión de riesgo de Caldas.

El funcionario además indicó que, “se tiene una constante comunicación con la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, en caso de requerir apoyo del Gobierno Nacional, para coordinar otro tipo de mecanismos y lograr rescatar a estas personas”.

Ya son más de doce horas de trabajo intentando llegar al punto donde posiblemente están los mineros, sin embargo y según el alcalde de ese municipio Marlon Alexander Tamayo, “se sabe que son 35 metros de profundidad, de los cuales solo hemos podido excavar 12, ya que a la vez se extrae el material de la mina, el agua y la tierra”.

Los trabajadores Diego Alejandro Campeón Calvo, Fernando Romero y Julián Romero según la información de la comunidad, son de reconocidas familias en el municipio pues ya llevan varios años desempeñando dicho oficio en esa localidad.

RCN