La incineración de los tres vehículos en el sector de la Cantina, afecta la movilidad en la carretera que comunica a Ocaña y Convención, en Norte de Santander, en donde obligaron a los conductores a descender de los automotores para después quemarlos.

El coronel Jhon Álzate, comandante de la Policía de Norte de Santander, dijo a RCN Radio que “al parecer, el derrame de crudo en el camión cisterna, afectó a otros vehículos que se movilizaban por la zona”.

Así mismo, el oficial sostuvo que ha sido difícil llegar al sector de la Cantina, en donde se presume la instalación de campos minados. Hasta el momento, las autoridades no han entregado un reporte oficial del número de vehículos afectados.

Hasta el momento no hay plena confirmación sobre los responsables del hecho, aunque los vehículos fueron marcados con letreros alusivos al EPL, dijo el coronel Álzate.

RCN