La Conferencia Episcopal de Colombia hizo un llamado a los sacerdotes y ministros de la Eucaristía para que antes y después de cada celebración religiosa realicen un buen lavado de manos, hagan uso adecuado del tapabocas y gel antibacterial, ante la llegada a Colombia del coronavirus. 

El padre Jaime Alberto Marenco, director de comunicaciones de la Conferencia Episcopal, hizo una serie de recomendaciones a los obispos del país, ante la noticia de identificación del primer caso de coronavirus.

En su mensaje, los obispos pidieron a los sacerdotes con alguna afectación respiratoria u otros síntomas del virus abstenerse de celebrar la eucaristía.

La comunión eucarística debe recibirse en la mano. Los sacerdotes han de instruir a los fieles sobre la forma de hacerlo, especialmente sobre la necesidad que quien comulga se lleve a la boca inmediatamente la hostia consagrada a la vista del ministro”, señaló el padre Marenco.

Igualmente, recomendó que para el sacramento de la penitencia o confesión el sacerdote debe utilizar el tapabocas y que el saludo de la paz se haga solo con una leve venia.

” Las personas mayores de 70 años o quienes padecen enfermedades que de algún modo aumentan el riesgo de contagio, deben tener cuidados al asistir a la misa o  abstenerse de participar en las celebraciones litúrgicas en los templos”, consideró la Conferencia Episcopal Colombiana.

Finalmente, el padre Marenco manifestó que dejan a la libertad de las Jurisdicciones Eclesiásticas la pertinencia de adoptar otras medidas que consideren pertinentes, para evitar el contagio de dicho virus.

RCN