Este fin de semana, se reportó una muerte de una menor de edad perteneciente a una comunidad indígena de zona rural de Coyaima, quien, al parecer, en un accidente en su residencia fue electrocutada, presentándose su deceso.

Según los datos que se han dado a conocer, todo parecería indicar que la niña de 11 años salió del baño luego de ducharse y se dispuso a poner a cargar su teléfono celular, sin embargo, en ese momento hizo contacto con la corriente, sufriendo una fuerte descarga eléctrica. 

De inmediato sus familiares la tomaron y la llevaron hasta el hospital San Roque, ubicado en el casco urbano de esta localidad, donde lamentablemente llegó sin signos vitales, sin que los profesionales médicos lograran salvarle la vida.

A esta hora, avanzan las respectivas investigaciones en medio de este caso, teniendo la última palabra medicina legal, quien ya avanzan con las labores de necropsia para de esta forma determinar si la versión entregada por los progenitores de la menor es real.

Sobre este mismo hecho también se espera que las respectivas autoridades municipales y departamentales entreguen declaraciones sobre este hecho que causó conmoción en el sur del departamento.

Es de recordar que los hechos ocurrieron en la vereda Santa Marta, de Coyaima.