A la preocupación por la pandemia del COVID-19 se suma ahora la de robo de ganado, es lo que han expresado miembros del gremio ganadero en el Tolima. Las investigaciones y el seguimiento adelantado por la Policía departamental, ha arrojado que algunas reses habrían sido comercializadas en municipios de Cundinamarca.

Carlos Gustavo Silva, gerente del comité de ganaderos del Tolima, expresó que las autoridades están realizando todas las acciones para dar con el paradero de las reses hurtadas y los delincuentes, y que se ha mejorado el panorama de seguridad en las veredas del departamento.

Del mismo modo, Silva enfatizó en otros aspectos como la difícil situación para la comercialización de leche en medio del aislamiento por el coronavirus, por lo que se necesita formalizar los pequeños productores que contribuyan a la economía del país y se brinden productos de calidad a la población.

“El exceso de lluvias y el verano, son dos aspectos que también nos afecta mucho. Tenemos pérdidas de hasta el 50%”, añadió el gerente.