La Defensoría del Pueblo advirtió que las autoridades de salud deben practicar pruebas de coronavirus a todos los internos y funcionarios de la cárcel de Villavicencio, tras confirmarse 109 personas contagiadas en ese penal y que se suman a los positivos para COVID-19 en otros seis penales del país.

En diálogo con un medio, el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, afirmó que debido a la magnitud de la emergencia sanitaria, las autoridades deben tratar de detectar lo antes posible los casos positivos del virus, para poder contener la expansión del mismo, principalmente en la cárcel de Villavicencio.

“Lo que hemos pedido al Gobierno Nacional, al Ministerio de Justicia, al Instituto Nacional de Salud, es que vayamos ya a hacer las pruebas de COVID-19 en Villavicencio, porque de hay han salido los mayores contactos en las otras cárceles, es el momento de hacer las pruebas a todos los privados de la libertad”, afirmó el funcionario.

El funcionario también precisó que se debe prestar atención a nivel nacional, para evitar que se propaguen los casos de la COVID-19 en los demás penales del país, ya que se ha confirmado casos positivos en siete cárceles.

Indicó que los encargados de los centros penitenciarios llevaron a cabo varios traslados, sin saber que los privados de la libertad se encontraban contagiados, lo que ayudó a propagar el coronavirus.