Vamos para dos meses desde que el Gobierno intensifico las medidas de prevención para evitar el COVID – 19, la mayor parte de los habitantes están preocupados por los cambios que se han desencadenado.

El Guamo es un municipio alegre y festivo, pero la situación de la pandemia, ha cambiado muchas cosas. Los hábitos y costumbres se redujeron a gran medida, tuvo un claro impacto en la vida de las personas. Calles desoladas, una nueva organización en el hogar y no tener la posibilidad de reunirse con otros familiares.

Otros hábitos han sido el cambio de horarios al levantarse y al acostarse, comer más de lo habitual, las actividades laborales para algunos sectores son mas complejas, el estudio de los niños y jóvenes ha sido un desafió para que los docentes puedan realizar sus clases, pese al difícil acceso a las herramientas tecnológicas y el déficit en la  cobertura de internet .

Ahora la parte emocional y osea a disminuido para quienes cumplen con la cuarentena nacional, mientras otros no toman las precauciones y siguen divirtiéndose en casas y fincas, los niños salen a las calles a jugar fútbol y otros deportes. Por ende es necesario que este grupo poblacional acepte las medidas ordenas por el Ministerio de Salud para detener la expación del coronavirus.

LA RESPONSABILIDAD ES DE TODOS!