“El afán de volver a la productividad” mas importante que cuidar nuestra salud, como dicen por ahí prefiero salud que dinero, y sin dinero no se puede comprar medicamentos, alimentos para aumentar defensas y muchas comodidades que se obtienen a través de los ingresos.

Vamos para tres meses y la economía del mundo se ha visto afectada a raíz del nuevo coronavirus, la cultura y el entretenimiento serán los sectores que demorarán en incorporarse según lo decretado por el Gobierno.

Como venían las cosas era necesario dar vía libre a algunos sectores de la economía, los ahorros no alcanzan para tanto y los que viven del día a día, si no los extermina el coronavirus lo hace el hambre.

Por ende, las pequeñas, medianas y grandes empresas empezaron abrir siguiendo las condiciones del Ministerio de Salud y así poder reinventarse para superar la crisis.

Lo tedioso es aprender a convivir con el virus, la cultura de estar lavándonos las manos genera pereza o simplemente se olvida, ahora el uso del tapabocas un hábito de higiene, algunas personas no lo usan por vergüenza.

Hace 3 meses íbamos a cualquier parte del mundo, un claro ejemplo ingresábamos al supermercado o cualquier establecimiento sin restricción alguna, entrabamos y salíamos las veces que queríamos, ahora para salir de casa  cumplimos medidas como el pico y género, con el objetivo de reducir las aglomeraciones mas el  distanciamiento social, mínimo a dos metros de cada persona, todo puede sentirse como rechazo o interpretarlo como un acto de discriminación, pero el distanciamiento es necesario para prevenir el contagio.

Es claro que de naturaleza somos seres sociales nos gusta conversar abrazar y susurrar al oído. Debemos comprender que muchas cosas cambiaron drásticamente, los mandatarios están trabajando y gestionando mediante decretos para aliviar las cargas de los colombianos. Igualmente comprométase con su empresa, familia y utilice los elementos de bioseguridad, todos necesitamos trabajar aumentar nuestros ingresos, pero con responsabilidad.