Un fuerte terremoto ha sido registrado este martes 23 kilómetros al sur del municipio de Crucecita, en el sureño estado de Oaxaca. El seísmo se sintió en varios puntos del país, incluida Ciudad de México, activando la alerta sísmica en la capital. De momento no hay datos sobre víctimas o daños materiales, más allá de desperfectos en bardas y edificios en la capital oaxaqueña y los pueblos de la costa, junto al epicentro. El terremoto, de magnitud 7,5, no ha causado daños graves en la capital, según ha informado la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, tras un primer vuelo de inspección por la zona.

Temblores fuertes como el de hoy activan el recuerdo de los terremotos de 2017. En septiembre, dos movimientos sísmicos golpearon precisamente la costa de Oaxaca, los estados de Puebla y Morelos, además de Ciudad de México. Más de 350 personas perdieron la vida y miles resultaron heridas. Fue el seísmo más grave que se había registrado en el país desde el de 1985.

El Servicio Sismológico Nacional de México ha situado el epicentro de este seísmo, ocurrido poco antes de las 10.30 (hora local) a 5 kilómetros por debajo de la superficie terrestre en el citado municipio de Crucecita, si bien el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) ha aumentado a más de 23 kilómetros la profundidad y ha rebajado la magnitud a 7,4.