Las directivas de la Universidad del Tolima rechazaron la acción de un grupo de por lo menos 120 personas, quienes ingresaron en forma irregular al campus para desarrollar una protesta con la intención de organizar un campamento. Los manifestantes exigen la gratuidad del semestre B del 2020.

Frente a esta acción los voceros del Alma Máter emitieron un comunicado en el cual se menciona: “La aglomeración de personas y la intención de instalar un campamento se convierte en una clara violación a las medidas sanitarias y la normatividad nacional expedida por cuenta del COVID-19 y en ese sentido, desde la Oficina de Control Interno, se conminó a los estudiantes a regresar a sus casas”.

En el mismo documento las directivas de la Universidad expresaron: “Rechazamos tajantemente estas vías de hecho que ponen en riesgo no solo la integridad de quienes ingresaron violando todos los protocolos de bioseguridad adoptados por la Universidad del Tolima, sino exponiendo al grupo de trabajadores que actualmente adelanta labores de manera presencial en el campus”.

Finalmente se responsabilizó a este grupo de personas que ingresó sin ninguna autorización de cualquier eventualidad o situación de riesgo de salud o integridad de los funcionarios, asimismo de los bienes públicos de la institución.