Recientemente el cantante Prince Royce, confesó a través de sus redes sociales que fue diágnosticado con COVID-19. La noticia sorprendió a todos sus seguidores, pues aseguró que a pesar de haber tomado medidas de precaución, no lograron ser suficientes.

“Esto es algo que nunca pensé que me pasaría, pero sucedió. Es algo que me dejó en shock. No pensé que me iba a pasar, pensé que tomar precauciones al lavarme las manos y usar una mascarilla sería suficiente, pero no lo fue”, expresó el artista.

Además, Royce envió un mensaje de concientización, demostrando su preocupación por el 4 de julio, día de la independencia en Estados Unidos, en el que cientos de ciudadanos acostumbran a celebrar esta fecha durante todo el fin de semana.

“Al principio tuve mucho miedo. Pero sentí que tenía el deber de decírselo a mi comunidad. Vivo en Florida, soy de Nueva York, tengo un sitio en California y estoy viendo lo que está ocurriendo alrededor del país. Estoy viendo lo que sucede en el mundo”, añadió.

El cantante presentó un fuerte dolor de cabeza por varios días y también registró una temperatura de 38.3 grados, por lo que decidió realizarse la prueba, “dije, ‘voy a hacerme la prueba de COVID-19 solo para ser responsable, pero no creo que lo tenga’. Así me enteré, estaba en shock. Todavía no lo creo, todavía pienso, ¿cómo pudo haberme pasado a mí?”, relató el artista.

Prince aseguró que fue “juicioso” con la cuarentena, sin embargo, salió un par de veces a algunos restaurantes pensando que las probabilidades de contraer el virus eran bajas.

Por último, envió un mensaje a los jóvenes para tomar responsabilidad sobre sus actos, “solo porque seas joven no quiere decir que no te va a dar. Espero que mi historia pueda educar a la juventud, a la gente que está tratando de salir este fin de semana por el feriado, a la que está yendo a bares porque están abiertos. No sean egoístas cometiendo los mismos errores que probablemente yo cometí”.