En el resguardo indígena de Canoas en zona rural del municipio de Santander de Quilichao (norte del Cauca), tres jóvenes indígenas que se encontraban en un sitio publico departiendo con otras personas, fueron asesinados por hombres armados que llegaron hasta el  lugar, preguntaron por ellos y luego les dispararon.

Los nativos fueron identificados como Brayan Ipia de 18 años, Lizardo Collazos Fido de 23 y Manuel David Larrahondo de 24 años.

Las autoridades indígenas de la zona, manifestaron que los jóvenes estaban violando la medida de aislamiento cuando se presentaron los hechos.

“Todo indica que no está relacionado con grupos armados o problemas de territorio. Parece ser que se trata de un hecho aislado de una estructura criminal. Nosotros lo estamos manejando como un triple homicidio y al parecer podría estar relacionado con un ajuste de cuentas”,  indicó Ivan Carvajal secretario de Gobierno de Santander de Quilichao.

La guardia indígena se encargo de hacer el procedimiento del levantamiento de los cuerpos y luego los trasladaron hasta la morgue en el casco urbano de la población.

Eduin Mauricio Capaz, coordinador de derechos humanos de la Asociación de Cabildos Indígenas del norte del Cauca (ACIN), condenó los hechos e indicó que hay un incremento de los homicidios en esa región del país.

“Es un hecho en el que se viola el aislamiento social, pero es condenable lo ocurrido y más porque hay una continuidad de asesinatos de indígenas en el norte del Cauca”, expresó el defensor de Derechos Humanos.

Tanto las autoridades tradicionales,  como las ordinarias adelantan las investigaciones para establecer quiénes son los responsables de este triple homicidio.