Al menos 65 uniformados serán investigados disciplinariamente por presuntos abusos de autoridad. La Fiscalía cuenta con armas de fuego de agentes para verificar si de ellas salieron las balas que se cobraron vidas durante las protestas.

Por otra parte, el director encargado de la Policía, general Gustavo Moreno, aseguró que “absolutamente nadie dio la orden de disparar” contra los manifestantes y señaló que Colombia vive en una democracia, no “en una anarquía”.

En esa línea, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, manifestó que es “irresponsable” la actitud de algunas personas que han señalado ante la opinión pública “autorías individuales en caso de homicidios o de heridos como un hecho probado judicialmente, cuando eso solo lo puede probar la Fiscalía y los jueces de la República”.

El mayor general Jorge Luis Vargas Valencia, director de Seguridad Ciudadana, dio a conocer cómo avanza el proceso con los policías involucrados en los hechos sucedidos en los últimos días. “Se ha dado apertura a 41 investigaciones disciplinarias en donde inicialmente hay 65 policías involucrados”, dijo.

El general explicó que a pesar de que no hay una denuncia por un ciudadano en específico, al tratarse de tantos casos conocidos en noticias y por videos, y por ser funcionarios públicos, son puntos de partida para una investigación.