La temporada de Navidad trae este año una particularidad: por primera vez en 800 años se podrá ver la estrella de Belén, la que, según el relato bíblico, siguieron los Reyes Magos por el nacimiento de Jesús.

De acuerdo con la Nasa , este evento se da, en realidad, por el acercamiento de Júpiter y Saturno, los dos planetas más grandes de nuestro sistema solar. Los dos planetas se verán tan cerca, entre el 16 y 21 de diciembre, que parecerán como un sistema de doble planeta.

“Las alineaciones entre estos dos planetas son bastante raras, ocurren una vez cada 20 años aproximadamente. Pero esta conjunción es excepcionalmente rara debido a lo cerca que aparecerán los planetas entre sí”, dijo Patrick Hartigan de la Universidad Rice de Houston, Texas.

El fenómeno podrá verse en todo el planeta, pero será más detectable cerca de la línea del Ecuador. Expertos recomiendan el uso de binoculares para observarlo.