Desesperados y endeudados están los dueños de los bares y discotecas de la ciudad de Ibagué quienes nuevamente hicieron un llamado al gobierno local para tener ayudas financieras.

A la fecha Cámara de Comercio de Ibagué tiene registrados a 936 bares y discotecas en la ciudad y eso representa cerca de cinco mil personas que dependen de ese sector.

Por lo anterior, Andrés Nossa, representante de Asobares capítulo Tolima, dijo que de no tener soluciones se declaran en quiebra colectiva, “es una decisión que estamos evaluando con los asociados de Asobares capítulo Tolima porque realmente esta situación nos obliga debido a las decisiones que ha tomado el gobierno local y departamental”, afirmó.

Nossa, contó que no aguantan más sosteniendo los gastos fijos como servicios públicos, arriendos y personal de planta.