A pocos días de su inicio se aplazó la Vuelta al Tolima en bicicleta que estaba programada entre el 18 y el 21 de marzo. Los organizadores argumentaron que no se obtuvieron los permisos de las autoridades viales para el respectivo cierre de vías en el departamento.

Ahora la actividad ciclística se reprogramó para el mes de mayo entre los días 6 y 9 y por ese motivo ya se radicaron ante el Instituto Nacional de Vías y la Agencia Nacional de Infraestructura las solicitudes para obtener el aval y se autorice el cierre de vías nacionales durante los días de la competencia.

Junto con la Vuelta al Tolima otras competencias del calendario nacional han tenido que ser aplazadas por varias circunstancias. Entre ellas se encuentran la Vuelta al Valle y la tradicional Clásica de Anapoima.

Algunos equipos que proyectaban participar en este certamen denunciaron que no fueron informados con antelación sobre la decisión, lo que ocasionó perjuicios económicos.