El cantante de música popular Pipe Bueno, deberá pagar una indemnización al empresario tolimense Luis Antonio Poveda, por no presentarse en un concierto en la ciudad de Ibagué.

El artista fue condenado el pasado 16 de octubre de 2020 por el Tribunal Superior de Ibagué a pagar $77.400.189, sin embargo, la defensa del cantante presentó un recurso extraordinario de casación.

En las últimas horas la Sala de Decisión Civil de Familia del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Ibagué, negó el recurso de casación, es decir, el cantante debe pagar el dinero al empresario como se estipulo en el fallo de segunda instancia y no procede ningún otro recurso legal.