La Fiscalía llamó a juicio a Carolina Galván, mamá de Sara Sofía , y a su expareja, Nilson Díaz, por el delito de desaparición forzada.

El organismo acusador sostiene quela versión que cobra más fuerza es que la niña está muerta.

Al parecer, Galván y Díaz, entregaron una nueva versión sobre la forma en cómo lanzaron el cuerpo al río Tunjuelito.

Con base en los últimos interrogatorios rendidos por la madre y el padrastro de la pequeña, la Fiscalía, el pasado 25 de mayo, informó que descartó la hipótesis de que Sara Sofía haya sido vendida o regalada y ahora trabajan solo en la hipótesis de que fue arrojada al río Tunjuelo.

Según fuentes del ente acusador, con base a las declaraciones de Carolina Galván y Nilson Díaz, madre y padrastro de la niña, así como los testimonios de los hijos de este, que coinciden en que la pequeña fue arrojada al río, los investigadores centran sus esfuerzos en encontrar el cuerpo de la menor por lo que la Defensa civil reanudará la búsqueda.